Vista de la Sala 18 del Museo Lázaro Galdiano, con la obra “The First Dinner” de Rosana Antolí © Tofiño. Cortesía: Museo Lázaro Galdiano, Madrid, 2016.

El arte contemporáneo relee el antiguo palacio de José Lázaro Galdiano

Reseña de la exposición “REHABITAR EL ESPACIO: PRESENTE, PASADO Y FUTURO”. Museo Lázaro Galdiano. C/ Serrano 122,  Madrid. Hasta el 15 de enero de 2017. Comisarias: Alicia Ventura y Amparo López.

En 2011 el Museo Lázaro Galdiano de Madrid puso en marcha una innovadora línea expositiva basada en la idea de convertir su espacio en un lugar de diálogo ideal entre el arte clásico y el arte contemporáneo. En el blog te hablamos de algunas exposiciones temporales realizadas dentro de este nuevo programa en entradas como Diálogo entre colecciones y coleccionistas, El arte contemporáneo se cuela en el Museo Lázaro Galdiano o Coleccionismo y videoarte en el Museo Lázaro Galdiano entre otros.

Siguiendo la misma impostación, el museo madrileño nos presenta este otoño Rehabitar el espacio: presente, pasado y futuro, que podremos visitar hasta el 15 de enero de 2017. La muestra está organizada por el Museo Lázaro Galdiano, en colaboración con DKV Seguros y Casa de Velázquez, planteando esta vez un diálogo entre la Colección Lázaro Galdiano y algunas obras selectas de la Colección de arte contemporáneo de DKV Seguros.

Nico Munuera, “Frame time IV”. © Tofiño. Cortesía: Museo Lázaro Galdiano, Madrid, 2016.

Vista de la Sala 5 del Museo Lázaro Galdiano, con la obra “Frame time IV” de Nico Munuera. © Tofiño copia. Cortesía: Museo Lázaro Galdiano, Madrid, 2016.

Una pasión común por el arte, el coleccionismo y el mecenazgo

La pasión por el arte, el mecenazgo, la generosidad de la figura del coleccionista, que en algunos casos (como en el de Lázaro Galdiano) aporta, con su gusto y perseverancia, una contribución fundamental al patrimonio nacional, son algunos de los valores eternos del arte sobre los que esta exposición pretende reflexionar.

En este sentido, Rehabitar el espacio: presente, pasado y futuro propone un diálogo entre la figura de José Lázaro Galdiano y su importantísima colección de arte clásico (compuesta por 12.300 piezas, de las que sólo 3.000 están expuestas en el museo) y la Colección DKV, empresa que, un siglo después, desempeña un importante papel de coleccionismo y apoyo a la creación contemporánea (sus fondos cuentan hoy con más de 500 piezas de más de 300 artistas).

José Ramón Amondaraín, “Las hilanderas”, 2013. Cortesía: Museo Lázaro Galdiano, Madrid, 2016.

José Ramón Amondaraín, “Las hilanderas”, 2013. Óleo sobre tela Colección DKV. Cortesía: Museo Lázaro Galdiano, Madrid, 2016.

La exposición ha sido comisariada por Alicia Ventura, directora de la Colección de Arte DKV, y Amparo López, conservadora jefe del Museo Lázaro Galdiano. Lo que se propone al público es una relectura, desde la mirada contemporánea, de ambas colecciones, recorriendo las cuatro plantas de la que fue la mansión de José Lázaro Galdiano y que (tras su legado al Estado español) desde 1951 es sede del museo que lleva su nombre. La muestra establece vínculos inéditos y sorprendentes entre las obras creadas en la actualidad y la memoria arquitectónica, artística y emocional del espacio de la antigua casa del gran coleccionista español.

En palabras de Amparo López: «La museografía actual del Lázaro Galdiano se aleja de la recreación de la casa, cuyo uso original pervive únicamente en la arquitectura. Las obras de la exposición reactivan esta memoria latente, a través de un juego intelectual y sensorial que busca estimular en la mirada del espectador las conexiones entre el pasado y el presente».

Sergio Luna, “Lo difuso I”. © Tofiño. Cortesía: Museo Lázaro Galdiano, Madrid, 2016.

Vista de la Sala 16 del Museo Lázaro Galdiano, con la obra “Lo difuso I” de Sergio Luna. © Tofiño copia. Cortesía: Museo Lázaro Galdiano, Madrid, 2016.

Releer la historia de la casa de Lázaro Galdiano a través de los lenguajes creativos actuales

Rehabitar el espacio: presente, pasado y futuro está compuesta por 48 piezas de 33 artistas españoles emergentes y consagrados. La selección de obras ha sido realizada en función de la historia del edificio y del distinto uso que se hacía originalmente de cada espacio; desde el que fue la cocina al comedor de gala, del gabinete de música al gabinete de literatura, pasando por el salón de baile, el tocado etc.

Rosana Antolí , “The First Dinner” © Tofiño. Cortesía: Museo Lázaro Galdiano, Madrid, 2016..

Vista de la Sala 18 del Museo Lázaro Galdiano, con la obra “The First Dinner” de Rosana Antolí © Tofiño. Cortesía: Museo Lázaro Galdiano, Madrid, 2016.

Asimismo, se ha buscado representar la pluralidad de lenguajes y formatos creativos que los artistas utilizan hoy en día, reflejando también la variedad de la Colección DKV. En la exposición se exhiben tanto esculturas, dibujos, fotografías o pinturas como piezas híbridas y multidisciplinarias, como instalaciones o videoanimaciones, entre otras técnicas. Se podrán admirar obras de algunos de los mejores artistas españoles actuales, como Karmelo Bermejo, Nico Munuera, Guillermo Mora, Eugenio Ampudia, Alain Urrutia, Bernardí Roig, Pablo Valbuena, Juan Zamora, Javier Arce, Ignacio Llamas, Chema López, Almudena Lobera, o Rosana Antolí entre muchos otros.

Alain Urrutia, “Beheaded Hans IV”, 2012. Cortesía: Museo Lázaro Galdiano, Madrid, 2016.

Alain Urrutia, “Beheaded Hans IV”, 2012. Óleo sobre tela. Colección DKV. Cortesía: Museo Lázaro Galdiano, Madrid, 2016.

Una de las obras expuestas, la caja de luz El superbiencomún, fue realizada por Cristina Lucas en 2013, dentro del proyecto Es Capital, del cual te hablamos en el post Cristina Lucas. “Es Capital” y en el que Consuelo Durán, Directora de Durán Arte y Subastas tuvo el placer de participar. También cabe destacar la obra Intervallum (Estudio), realizada este año por Manu Blázquez, a propósito para la exposición, gracias a una beca de producción artística otorgada por DKV en colaboración con Casa de Velázquez.

Cristina Lucas , “El superbiencomún”. © Tofiño. Cortesía: Museo Lázaro Galdiano, Madrid, 2016..

Vista del Salón de baile del Museo Lázaro Galdiano con la obra “El superbiencomún” de Cristina Lucas © Tofiño copia. Cortesía: Museo Lázaro Galdiano, Madrid, 2016.

Con ocasión de la exposición, DKV ha editado un catálogo con fotografías de las obras en su nuevo contexto y una conversación entre las dos comisarias, en la que recorren las diferentes salas del edificio. También se ha organizado un programa de actividades paralelas, que incluyen talleres dirigidos a familias, niños y profesores de Educación primaria y secundaria.

Si te gusta el arte contemporáneo, tal vez te interesará saber que desde Durán Arte y Subastas apostamos decididamente por poner en valor los lenguajes de la creación artística más actual. Entre otras, hemos llevado a cabo varias iniciativas de apoyo al arte urbano de las que te hablamos en varios post del blog.

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Tu Mensaje