Robert Doisneau, El beso frente al Hôtel de ville, 1950 © Atelier Robert Doisneau, 2016. Cortesía: Fundación Canal, Madrid, 2016.

El realismo poético de Robert Doisneau

 

Reseña de la exposición “Robert Doisneau: La belleza de lo cotidiano”. Fundación Canal. C/ Matteo Inurria, 2. Madrid. Hasta el 8 de enero de 2017. Comisarias: Annette Doisneau y Francine Deroudille.

Fotógrafo francés entre los más destacados del siglo XX, Robert Doisneau (1912-1994) es muy conocido por sus retratos callejeros parisinos y por ser uno de los mayores protagonistas de la llamada “fotografía humanista”. Una especial sensibilidad para las vivencias humanas, la narración y los pequeños placeres de la vida siempre guiaron su trabajo, llevándole a realizar algunas de las obras más importantes de la historia de la fotografía.

Robert Doisneau: La belleza de lo cotidiano, que podrás visitar, hasta el 8 de enero de 2017, en la Fundación Canal de Madrid, abarca 45 años de creación del autor, desde sus inicios, a finales de los años veinte, hasta la década de los setenta. A continuación puedes ver un vídeo de presentación de la muestra:

Robert Doisneau, la poesía de las pequeñas cosas

Decía Robert Doisneau: «Os explicaré cómo me asalta el deseo de hacer una fotografía. A veces es como la continuación de un sueño. Una mañana me despierto con una extraordinaria alegría de vivir, de ver. Entonces tengo que empezar».

Gran admirador de gigantes de la fotografía de calle como Eugène Atget o Henri Cartier-Bresson entre otros, Doisneau pertenece a la categoría de fotógrafos con “vocación de cazadores de imágenes” (según la definición de Javier Marzal Felici). A través de sus fotografías, buscaba atrapar la fugacidad de la vida, captando la belleza y la vitalidad de una metrópolis como París. Si bien la obra de Doisneau se podría enmarcar dentro del género del reportaje social, en realidad su estilo fue siempre muy personal y difícilmente clasificable.

Robert Doisneau, La novia en chez Gégène, 1946. Fundación Canal, Madrid, 2016.

Robert Doisneau, La novia en chez Gégène, 1946. © Atelier Robert Doisneau, 2016. Cortesía: Fundación Canal, Madrid, 2016.

A lo largo de su dilatada trayectoria, que empezó de forma autodidacta leyendo las instrucciones de las cajas de emulsión para revelar, Doisneau se dedicó también a la fotografía publicitaria; entró a formar parte de la agencia fotográfica Rapho (la primera agencia de fotoperiodismo creada en Francia, en 1933); fue testigo de la Resistencia francesa y de la liberación de París durante la Segunda Guerra Mundial; colaboró con el escritor Jaques Prévert; trabajó para la revista de moda Vogue y otras publicaciones y fue un excelente retratista. Recibió reconocimientos, tanto en Francia como a nivel internacional, entre los que destacan el Premio Kodak en 1947 y el Gran Premio Nacional de Fotografía en Francia en 1983. En 1951 el MoMA de Nueva York le dedicó una exposición personal.

Las obras de Doisneau, a medio camino entre la fotografía artística y la fotografía documental, entre la búsqueda creativa y el compromiso social, tratan de narrar una historia de cercanía empática con los tipos humanos que iba retratando (gendarmes, niños, mendigos, parejas de novios etc.). Para conseguirlo eficazmente, a veces no descartaba valerse de la puesta en escena de una situación.

Robert Doisneau, El beso frente al Hôtel de ville, 1950. Fundación Canal, Madrid, 2016.

Robert Doisneau, El beso frente al Hôtel de ville, 1950 © Atelier Robert Doisneau, 2016. Cortesía: Fundación Canal, Madrid, 2016.

Muy conocida, en este sentido, es la anécdota que está detrás de su fotografía más famosa: El beso frente al Hôtel de ville. La imagen forma parte de un reportaje sobre el amor en París, que le encargó la revista Life en la primavera de 1950. A partir de su publicación, la ciudad francesa se ha convertido, para el imaginario colectivo, en la capital mundial del amor. Durante muchos años se consideró como una fotografía improvisada, fruto de una captura instantánea. En realidad, el mítico “beso de Doisneau” fue el resultado de una cuidadosa puesta en escena, según lo que declaró en 1993 (un año antes que Doisneau falleciera) Françoise Bornet, la estudiante francesa de teatro retratada en la foto junto con su novio de entonces, Jacques Carteaud.

En abril de 2005, Bornet vendió en subasta a un coleccionista suizo, por 155.000 euros, una de las primeras copias de la fotografía (18 x 24,6 cm) que el propio Doisneau había enviado a cada uno de los retratados pocos días después de realizar la toma.

Robert Doisneau, La belleza de lo cotidiano. Detalle de la exposición. Fundación Canal, Madrid, 2016.

Robert Doisneau, La belleza de lo cotidiano. Detalle de la exposición. Cortesía: Fundación Canal, Madrid, 2016.

Una visión completa del inmenso legado de Doisneau

Robert Doisneau: La belleza de lo cotidiano está comisariada por las hijas de Doisneau, Annette Doisneau y Francine Deroudille. Tras la muerte del fotógrafo, ellas se ocupan de la divulgación de su importante legado. A tal fin, crearon el Atelier Robert Doisneau para asegurar la conservación y la representación de su inmenso archivo, compuesto por más de 450.000 fotografías. La muestra está coproducida por Fundación Canal y el Atelier Robert Doisneau, con la colaboración de diChroma Photography.

Robert Doisneau, La belleza de lo cotidiano. Vista de la exposición. Fundación Canal, Madrid, 2016.

Robert Doisneau, La belleza de lo cotidiano. Vista de la exposición. Cortesía: Fundación Canal, Madrid, 2016.

En las salas de la Fundación Canal el espectador podrá ver una cuidadosa selección de 110 fotografías. El recorrido de la exposición está organizado evocando un paseo nocturno por una ciudad, en el que se pueden apreciar algunas de las obras en blanco y negro más conocidas de Doisneau. No faltan piezas icónicas, como el retrato de Pablo Picasso con los panecillos (1952) o la ya mencionada El beso frente al Hôtel de ville (1950). Algunas obras nunca se habían presentado antes en España. Otras están muy poco vistas, descubriendo al espectador una faceta menos conocida del trabajo de Doisneau. También se exhiben varias hojas de contacto y collages, junto a algunos objetos personales del fotógrafo, como su cámara Rolleiflex, y varias publicaciones originales, como las revistas Fortune o Life.

Robert Doisneau, Piscina, 1960. Fundación Canal, Madrid, 2016.

Robert Doisneau, Piscina , 1960. © Atelier Robert Doisneau, 2016. Cortesía: Fundación Canal, Madrid, 2016.

En la parte de la muestra situada en la galería abovedada del espacio expositivo se podrá ver Palm Springs. Se trata de una serie en color, encargada a Doisneau por Fortune, realizada en 1960 y recuperada específicamente para esta exposición.

Si te gusta la fotografía, te invitamos a leer los otros posts del blog que hemos dedicado a esta disciplina creativa. Asimismo, te recomendamos que no dejes de visitar la página web de Durán Arte y Subastas, donde podrás encontrar decenas de lotes interesantes, tanto en subastas como en nuestra tienda online.

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Tu Mensaje