Petrus Apianus, Astronomicum Caesareum, 1540. Ingoldstadt. Antes del pop-up. Museo de la Biblioteca Nacional de España. Madrid, 2016. Cortesía Museo BNE.

Libros que se mueven, libros que se admiran

Reseña de la exposición ANTES DEL POP-UP: LIBROS MÓVILES ANTIGUOS EN LA BNE. Museo Biblioteca Nacional de España. Paseo de Recoletos 20-22. Madrid. Hasta el 11 de septiembre de 2016.

Si eres amante de los libros, de la historia y de los objetos curiosos, no te puedes perder la muestra Antes del pop-up: libros móviles antiguos en la BNE, sin duda una de las más fascinantes y sorprendentes que se pueden ver ahora en Madrid, tanto por la originalidad del tema abordado como por la calidad excepcional de las piezas expuestas.

Petrus Apianus, Astronomicum Caesareum, 1540. Museo Biblioteca Nacional de España, Madrid, 2016.

Petrus Apianus, Astronomicum Caesareum, 1540. Ingoldstadt. Antes del pop-up. Museo de la Biblioteca Nacional de España. Madrid, 2016. Cortesía Museo BNE.

Compuesta por una selección de obras muy raras, pertenecientes a los fondos de la Biblioteca Nacional de España (BNE), la exposición se podrá ver, hasta el próximo 11 de septiembre, en la Sala de las Musas del Museo de la BNE. Se trata de un conjunto de libros móviles, artefactos librarios llamados también libros animados o libros tridimensionales, realizados a lo largo de los últimos siete siglos. En este vídeo puedes ver el interesante reportaje que le dedicó el telediario de La1 de TVE:

Objetos con fines muy distintos, destinados a públicos diversos

Contrariamente a lo que se suele pensar y como se aprende claramente de esta exposición, el libro móvil tiene una historia muy larga. Muchos siglos antes de que, en el año 1932, la editorial estadounidense Blue Ribbon acuñara y pusiera en boga el termino pop-up (al titular Pop-up Books una colección infantil de desplegables) ya se habían creado innumerables tipologías de libros “interactivos” no dirigidos a niños. Uno de los primeros volúmenes móviles conocidos se suele considerar Chronica Majora del monje benedictino inglés Matthew Paris, realizado en el siglo XIII.

Johann-Remmelin, Catoptrum microcosmicum, 1613. Museo Biblioteca Nacional de España, Madrid, 2016.

Johann-Remmelin, Catoptrum microcosmicum, 1613. Antes del pop-up. Museo de la Biblioteca Nacional de España. Madrid, 2016. Cortesía Museo BNE.

A lo largo de los siglos, el deseo de solicitar la interacción del lector y reproducir en el libro la ilusión del movimiento, llevó a muchos autores a crear obras de grandísimo valor con dispositivos mecánicos y paratextuales, que adelantaban la hipertextualidad de las herramientas digitales modernas y nuestra cultura digital contemporánea. Estos maravillosos artefactos manipulables tenían fines muy distintos (didáctica, entretenimiento, adivinación…) y abordaban disciplinas muy variadas, como la arquitectura, la anatomía o la astronomía entre otras.

Un acercamiento inédito a un ámbito de estudio todavía muy reciente

Comisariada por Gema Hernández Corralón, Jefa de Servicio del Museo de la BNE, en colaboración con Mercedes Pasalodos Salgado, Antes del pop-up: libros móviles antiguos en la BNE representa un hito en España sobre el estudio de los libros móviles antiguos. Cabe destacar que este específico ámbito de la creación bibliográfica se empezó a estudiar de manera rigurosa sólo a partir de 1979. Por lo tanto la definición de su historia y la correcta clasificación de estos objetos tan complejos y al mismo tiempo frágiles está todavía en curso.

Pietro Bertelli, Diversarum nationum habitus, 1594. Museo Biblioteca Nacional de España, Madrid, 2016.

Pietro Bertelli, Diversarum nationum habitus, 1594, Padua. Antes del pop-up. Museo de la Biblioteca Nacional de España. Madrid, 2016. Cortesía Museo BNE.

Como afirman desde la BNE, probablemente esta exposición sea uno de los primeros acercamientos monográficos en España, desde una colección pública, a algunos de los ejemplares más antiguos conservados actualmente (siglos XIV-XVIII). En este sentido, la exposición tiene como objetivo fundamental contribuir al estudio de obras tan singulares y ampliar sus actuales confines geográficos, difundiendo las aportaciones españolas a este ámbito, ausentes de la mayoría de los repertorios internacionales.

Entre las obras más interesantes, cabe destacar piezas realmente especiales como ediciones muy tempranas de obras de Ramón Llull; la Cosmografía (1524) o el Astronomicum Caesareum (1540) de Apiano; solapas en dibujos como el de Ventura Rodríguez o la edición veneciana de I dieci libri dell’architettura de Vitruvio ilustrada por Palladio (1556); el Compendio de Rodrigo Zamorano (Sevilla, 1588) o la Delineación de González de Ureña (1740) entre otras.

Lothar Meggendorfer, Le grand cirque internacional, 1887. Museo Biblioteca Nacional de España, Madrid, 2016.

Lothar Meggendorfer, Le grand cirque internacional, 1887, Parías. Antes del pop-up. Museo de la Biblioteca Nacional de España. Madrid, 2016. Cortesía Museo BNE.

La muestra se articula en seis secciones: 700 años de libros móviles; El pensamiento, el Verbo y la palabra; El ser humano: anatomía, etología y hábitat; Instrumentos de papel; Astronomía y navegación y Único en el mundo. Paralelamente a la exposición, el Museo de la BNE ha organizado una serie de actividades para públicos diferentes, como visitas guiadas, el taller de iniciación al pop-up Desplegar un nuevo mundo, o el taller de pop-up en familia De Cervantes a Shakespeare entre papeles.

Petrus Apianus, Astronomicum Caesareum, 1540. Museo Biblioteca Nacional de España, Madrid, 2016.

Petrus Apianus, Astronomicum Caesareum, 1540. Ingoldstadt. Antes del pop-up. Museo de la Biblioteca Nacional de España. Madrid, 2016. Cortesía Museo BNE.

Si te gustan los libros y los manuscritos no puedes dejar de visitar la página web de Durán Arte y Subastas, donde encontrarás decenas de lotes, de tipologías y épocas distintas, tanto en subasta como en nuestra tienda online.

[subscribe2]

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Tu Mensaje